Para la iluminación de cualquier espacio, es necesario buscar la manera de iluminar bien y de no gastar tanto en ello. La iluminación que existía antes arrojaba facturas con enormes cantidades de dinero, posteriormente con los focos ahorradores, se logró disminuir el gasto. Pero con las lámparas de LED, todo es mejor. A continuación te decimos por qué.

Gran ahorro

Las lámparas de LED consumen 2,5 veces menos que una de bajo consumo convencional y 8,9 veces menos que una bombilla tradicional incandescente. Esto conlleva un impresionante ahorro económico, que puede llegar al 90% en la factura de la luz y a una rápida amortización de la inversión.

Vida útil

Tienen una vida útil de hasta 50,000 horas frente a las 2.000 horas de una lámpara tradicional. Esto se traduce en una duración de 17 años a 8 horas diarias de utilización. A diferencia de las tradicionales, las lámparas LED no dejan de funcionar, únicamente reducen progresivamente su capacidad lumínica .

Son amigables con el medio ambiente y la salud

Las LED son una fuente de luz monocromática que no genera luz ultravioleta ni infrarroja. De este modo se evitan riesgos tanto en la salud humana como en la flora y fauna. Producen una pérdida mínima por calor y ahorran energía, esto ayuda enormemente a la protección del medio ambiente y a reducir las emisiones de CO2. No contienen mercurio en su fabricación, por lo que son totalmente ecológicas.

Iluminan muy bien

Llegan a consumir aproximadamente un 80% menos energía eléctrica que las tradicionales.

El flujo de la luz en las lámparas LED permite dirigirlas al área que se desee sin perder energía en haces de luz en otras direcciones. Incrementa la uniformidad lumínica y  se reduce la pérdida de iluminación entre fuentes de luz. De este modo se optimiza el uso de la luz emitida y se reduce el consumo de energía y la contaminación.

Tienen un mayor rendimiento lumínico útil que los focos ahorradores de energía o las lámparas de vapor de sodio. Las lámparas LED ofrecen ocho veces más iluminación que las lámparas comunes de filamentos de tungsteno.

Ventajas iluminación led

Alto Índice de Reproducción Cromática.

Nos da colores más puros, nítidos, intensos y profundos. No producen efectos estroboscópicos ni resplandor, ofrecen una  luminosidad uniforme, para cualquier tipo de ambiente. Además debido a su pequeño tamaño se pueden crear infinidad de diseños geométricos en luminarias.

Las lámparas LED ahorran también en mantenimiento

No se tienen que estar reemplazando constantemente lo que se traduce en un excelente ahorro en cuestiones de mantenimiento. Son perfectas para instalación en aplicaciones donde el mantenimiento es muy complicado o costoso o en lugares de acceso restringido. Las instalación eléctrica se hace con cables de calibres mucho menores, esto se traduce directamente en un ahorro sustancial en el cableado y en las instalaciones

Regulables

En sistemas de iluminación inteligente donde se requiere reguladores de intensidad lumínica, son superiores a cualquier otra. La variación de la intensidad luminosa, además de ahorrar energía favorece a alargar la vida de estos focos

Encendido rápido

El encendido y apagado en las luces led es instantáneo. No es necesario un tiempo óptimo para alcanzar su luminosidad completa, como es el caso de las de bajo consumo. Esta es una gran ventaja en los lugares donde se requiere una luminosidad intensa momentánea.

No emiten calor

La tecnología Led no emite calor. Esta característica permite un ahorro adicional de energía necesaria para enfriar el calor generado por la tecnología tradicional. Por lo que permite su manipulación durante la instalación, el mantenimiento y el uso cotidiano.

Aunque en un principio su instalación puede requerir una mayor inversión, las lámpara LED son mejores por mucho. Te recomendamos que inviertas es esta maravillosa tecnología.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?